Subir y Bajar


El cortometraje Subir y Bajar (2007), de David Planell recoge en cuatro minutos una de las muchas situaciones dramáticas a las que se enfrentan a diario las mujeres víctimas de maltrato. El diálogo inquietante que mantiene a través del interfono del portero automático una pareja deja un regusto amargo y una sensación mezcla de tristeza e impotencia. Cuesta ponerse en la piel de esa mujer, pero no cuesta nada comprender su miedo y entender sus reacciones. Planell cedió a Fundación Mujeres su cortometraje y, desde entonces, no ha dejado de descargarse en YouTube y de circular en los foros especializados en perspectiva de género.

Comentarios