Mujeres en la Real Academia de la Lengua Española

La Real Academia de la Lengua Española se creó en 1713. La primera mujer que admitió la academia con título honorífico fue María Isidra de Guzmán y de la Cerda, en 1784.

Emilia Pardo Bazán y María Moliner fueron algunos de los nombres de mujeres que posteriormente se postularon para ocupar un sillón, pero no lo lograron debido a los estatutos de la Academia.

A María Moliner, autora del prestigioso Diccionario de uso del español, se la llamaba la “académica sin silla”.

Solo ocho mujeres, frente a más de mil hombres, se han sentado en uno de los 46 sillones de la RAE desde su fundación. La fallecida Carmen Conde (1979) fue la primera. Le siguieron la también fallecida Elena Quiroga (1983), Ana María Matute (1996), la historiadora Carmen Iglesias (2001), la científica Margarita Salas (2002) y la filóloga Inés Fernández Ordóñez (2008). La escritora Soledad Puértolas (2010) fue la séptima mujer en ingresar en la venerable institución, que a partir de este año cuenta también con Carme Riera.

Comentarios