Mileva Maric

“Los problemas matemáticos sencillos los resolvía mentalmente en un instante, y no tardaba más de dos días en aquellos que ocupaban varias semanas a los más hábiles especialistas. Y para resolverlos siempre encontraba vías originales y propias, las más cortas. *Le resolvía a (……..) todos los problemas matemáticos. Resultaba desconcertante lo buena matemática que era”. Impresionado por sus conocimientos matemáticos y su genialidad, Ljubomir Bata Dumic describe con estas palabras de admiración a Mileva Maric. Sus excelentes calificaciones le permitieron entrar en el elitista Colegio Real de Zagreb, donde fue la única mujer en asistir a clases de Física; estudió Medicina en la Universidad de Zúrich y cambió su destino académico para ingresar en 1896 en el Instituto Politécnico Federal de Zúrich, completando sus conocimientos con el estudio de Teoría de Números y Cálculo Diferencial e Integral en la Universidad de Heildelberg (Alemania).

Su trabajo dio soporte a una de las teorías más importantes en el mundo de la Física, que la Academia Sueca honró con el Nobel. Pero pese a todos sus méritos, tanto personales como científicos, Mileva Maric no ha pasado a la historia, es la gran desconocida, la sombra de un hombre reconocido mundialmente como genio.

Mileva Maric nació en 1875 en Titel (Servia), hija de una familia acomodada pudo acceder a algo vetado para la inmensa mayoría de mujeres de su tiempo: el conocimiento. A pesar de su notable talento matemático, no consiguió destacar en su campo. Se quedó embarazada y su pareja se alejó de ella, manteniendo una actitud fría y distante. Aunque se casaron un año después y tuvieron otro hijo, el matrimonio puede decirse que solo fue una unión profesional; una relación en la que Mileva aceptó las obligaciones conyugales que su marido le obligó a aceptar por escrito, y que la relegaban a ser esposa sumisa, abnegada madre y obediente al genio. Mileva Maric murió sola y olvidada en Zúrich en 1948. Después de divorciarse vivió confinada en su casa, entregada al cuidado de su hijo que padecía problemas mentales.

Mileva Maric dio soporte matemático a la Teoría de la Relatividad. Ocho años después de su divorcio, Albert Einstein tuvo el gesto de reconocer de manera indirecta su contribución al descubrimiento concediéndole la aportación económica del Nobel, aunque no tuvo a bien compartir con ella la gloria y la fama que le correspondía como coautora.


*Le resolvía a (……..) Einstein todos los problemas matemáticos.

Comentarios

  1. Esto no es verdad. El verdadero apoyo que obtuvo Einstein de ella fue emocional, la compañia, servicios hacia él y el cuidado de sus hijos. Lo que le comentaba Einstein a ella fue de una forma similar a lo que comentaba con algunos amigos, es sólo que es a ella a la que tenía más cerca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier opinión inteligente, relacionada con el tema de cada post y expresada con educación, será bien recibida. El resto, incluida la publicidad, se suprimirá.