Diez verdades sobre cosméticos


El Dr. Ricardo Ruiz, jefe de dermatología de la Clínica Ruber y director de la Clínica Dermatológica Internacional, expone la eficacia real que tienen los cosméticos de moda.
1. Las cremas con efecto laser, lifting o botox no funcionan. Las casas de cosméticos utilizan palabras como “laser”, “peeling” o “botoxlike” para definir a sus productos, aunque evidentemente es más una estrategia de marketing que una realidad científica. No existe una crema cosmética que contenga toxina botulínica, no hay cremas que tengan efectos láser, una crema no puede tener un efecto lifting ni puede conseguir efectos similares a una dermabrasión.
2. Las cremas con el nombre de un médico o dermatólogo no tienen por qué ser mejores. Hoy se tiende a personalizar los tratamientos, incluidos los cosméticos. Si además un dermatólogo pone su nombre detrás de una línea de cosméticos, parece que el producto es más eficaz. Pero la realidad es que no.
3. Para usar buenos cosméticos no hace falta gastarse mucho. Ninguna crema es capaz de reafirmar, ni de eliminar una arruga. Por ello los cosméticos nos deben proteger del sol, hidratar y nutrir la piel, ser agradables en la aplicación y no producir efectos secundarios. Para conseguir esto no es necesario gastarse mucho.
4. Las cremas “naturales” o “de herbolario” no producen menos alergias. Por lo general suele ser al revés. Estos productos suelen pasar menos controles sanitarios. Los cosméticos de casas conocidas que compramos en farmacias o grandes almacenes suelen invertir más en estudios para conseguir productos más hipoalergénicos.
5. El acido retinoico es 100 veces más efectivo que el retinol. Ambos son derivados de la vitamina A, pero el acido retinoico es mucho más efectivo que el Retinol, aunque irrita más. Hay numerosos estudios que demuestran que el acido retinoico mejora la textura de la piel atenuando arrugas superficiales y manchas. El Retinol, que irrita mucho menos que el retinoico y es más agradable al aplicarlo, es mucho menos eficaz. En muchas publicaciones aparecen ambas moléculas como sinónimas, pero tienen una eficacia muy diferente. De hecho hay pocos estudios que demuestren el papel del Retinol en el envejecimiento cutáneo y miles que demuestran la eficacia del acido retinoico.

6. Los nutricosméticos (la toma de vitaminas por boca para mejorar la piel) tiene mucho de marketing y poco de evidencia científica. A pesar de que vivimos un bombardeo de publicidad para que tomemos productos orales para mejorar la piel, no está demostrado que en personas sanas ejerza ningún efecto positivo. Incluso está demostrado que la toma de excesivos antioxidantes orales puede ser perjudicial para la salud.
7. Los fotoprotectores orales no son esenciales para una buena protección solar. También está de moda decir que debemos tomar pastillas para protegernos del sol. Aunque es cierto que este tipo de compuestos ha demostrado tener una cierta capacidad de “protegernos” frente a los efectos dañinos de la radiación ultravioleta, este efecto es mínimo frente a lo que nos puede beneficiar el uso de protectores físicos (ropa, sombrero, gafas, etc) o en forma de cremas de protección solar.
8. Las cremas antiestrías no funcionan. El único producto que ha demostrado su eficacia contra las estrías es el ácido retinoico ya que es capaz de general nuevo colágeno, que es lo que necesita una estría para mejorar. Las cremas antiestrías que se venden actualmente no han demostrado aportar mayor beneficio que una crema hidratante normal.
9. Las cremas anticeluliticas o reductoras de grasa no funcionan. El 99% de las mujeres tienen celulitis. Desgraciadamente no hay ningún producto cosmético que la mejore. De hecho los dermatólogos, con toda nuestra tecnología moderna, no contamos con ninguna técnica que realmente la mejore. Tampoco se ha demostrado que una crema sea capaz de reducir la grasa.
10. Las cremas con veneno de serpiente, baba de caracol, aceite rosa de mosqueta o caviar están sobrevaloradas. Estas cremas que tan de moda se han puesto, no eliminan las arrugas ni cicatrices, puesto que no son capaces de atravesar la capa superficial de la piel. Por lo tanto no suponen ningún avance en el tratamiento tópico del envejecimiento.

Comentarios