Igualdad de la mujer en África


 
La economista nigeriana Ezinne Ukagwu trabaja desde hace 25 años con mujeres africanas de las zonas rurales, a las que ofrece formación profesional y cuidados, además de atender las necesidades sanitarias de las familias. El esfuerzo de Ukagwu por mejorar la situación de la mujer en África se ha reconocido con la concesión del premio Harambee a la Promoción e Igualdad de la Mujer en África, entregado el 18 de octubre en Madrid.
El Centro de Formación Profesional de Irota (Ogun) que dirige Ezinne Ukagwu ha formado gratuitamente a más de 30.000 mujeres y la clínica Abidagba ha atendido a unas 50.000 personas desde su creación en 1996.
La labor social realizada hasta el momento por Ukagwu es admirable y aprovechando su visita a España, ha pedido ayuda a las instituciones europeas: “Necesitamos la concesión de microcréditos que impulsen iniciativas locales, así como fármacos para la población rural, que resultan muy caros y, en ocasiones ha de superar viejos mitos que les llevan a desconfiar del tratamiento hospitalario”. Su lucha por universalizar el derecho a la educación, favoreciendo la emancipación femenina, es la forma más eficaz para acabar con la dependencia de la mujer respecto al hombre y con su exclusión social.
Ukagwu emprendió su proyecto formativo casi en solitario, aunque hoy, en el centro de Irota, cada vez hay más voluntarias dispuestas a contribuir con su esfuerzo y sus conocimientos en la formación y el desarrollo de otras mujeres. Como ella dice: “La formación de las mujeres es un efecto dominó que facilita el desarrollo de las personas y de la sociedad en su conjunto”.

Comentarios