Sarah Bernhardt en su famoso ataúd

Sarah Bernhardt

A finales de la década de 1860 y con el fin de comprender mejor los papeles más trágicos que interpretó en el escenario, Sarah Bernhardt compró un ataúd que usaba para dormir.

Comentarios