Un paso adelante

La Fundación Rey Jaled, fundada por los hijos del monarca saudí, Abdalá bin Abdelaziz, pretende luchar contra la violencia machista con una campaña en la que se anima a las mujeres a denunciar los malos tratos. Los carteles de la campaña muestran a una mujer vestida con un niqab negro; a través de las aberturas del velo, se aprecia que la mujer tiene un ojo morado.
El año pasado ya se dio un paso para frenar la violencia que se ejerce contra las mujeres. El Ministerio de Asuntos Sociales saudí creó un teléfono gratuito para recibir las denuncias de maltratos y en este tiempo se han atendido 1.115 casos de violencia.
Estos síntomas, dan a entender que el gobierno se toma en serio un estudio difundido en 2011 por la Asociación Nacional de Derechos Humanos en el que se alertaba de que el 93% de las mujeres casadas habían sido agredidas al menos una vez en sus vidas y que tan solo el 13% había denunciado a su agresor.

Comentarios