Marie Bonaparte


Marie Bonaparte filmando a Sigmund Freud, 1930.
En 1925, Marie Bonaparte, gran admiradora y discípula de Freud, publicó un artículo bajo el seudónimo de Narjani, en él elogiaba los méritos de una intervención quirúrgica, de moda en la época, que consistía en acercar el clítoris a la vagina para trasferir el orgasmo clitoridiano hacia la zona vaginal. Se seguirían así los ideales freudianos que privilegiaban la sexualidad que tenía como fin la reproducción. La mujer queda representada socialmente por su biología y ser femenina equivale a ser sumisa y madre. Para lograr algo semejante era preceptivo que la sexualidad femenina fuese reducida a la figura de la matriz en vez de diversificarse a todos los órganos genitales.

Comentarios