El peor error de mi vida fue haber tenido hijos

Se dice que el amor maternal es una sensación innata a la naturaleza de las mujeres. Aún cuando una mujer dice no estar preparada para ser madre, los familiares y amigos afirman que esa es una sensación pasajera que posteriormente da espacio a un amor infinito por los hijos.
Sin embargo, ese no es el caso de Isabella, de 57 años, quien afirma no haber experimentado ese tipo de amor por ninguno de sus dos hijos. Dutton afirma que el peor error de su vida fue haberlos tenido: “como parásitos, mis dos hijos tomaron todo de mí, sin dar nada significativo en retorno”, dice.
La misma Isabella no sabe por qué tiene esos sentimientos. Indica que creció en una familia feliz, con padres amorosos y otros cuatro hermanos.  Afirma haber tenido una infancia normal, jugó con muñecas y tuvo una sana relación con su madre. “Sin embargo, no recuerdo haber pensado o desear alguna vez el ser madre”.
Según Dora Maya, psicóloga, presidente y CEO de la institución Arden Shore con sede en Waukegan, Illinois, esta última confesión es clave para entender sus sentimientos, porque muestra que nunca estuvo en sus planes de vida tener hijos: “Sus hijos son fruto de una obligación, de no haber podido escoger lo que quería en su vida”, dice Maya.

Isabella Dutton es consciente de que sus sinceras palabras no iban a caer bien en la opinión pública: “sé que millones van a considerarme como alguien con sangre fría y contranatural, pero creo que también debe haber muchos que secretamente sienten lo mismo”. De hecho, varias personas han comentado su confesión, tildándola de egoísta.
Al respecto, Maya afirma que ese rechazo a las ideas de Dutton tiene su raíz en el papel que la sociedad le ha asignado a las mujeres. “Además de estar predispuestas genéticamente a tener hijos, la sociedad refuerza esa responsabilidad, pero la realidad es que muchas mujeres no quieren tener hijos”.

*Vía: Semana

Comentarios