Hilma af Klint


Antes de que Wassily Kandinsky, Kazimir Malevich o Piet Mondrian realizasen sus primeras formas abstractas, una mujer, Hilma af Klint (1862-1944), se había iniciado ya en el arte abstracto.
El Museo Picasso de Málaga expone una muestra de la obra de esta pintora sueca que, a comienzos del siglo XX, demostró ser una adelantada a su tiempo, creó una enigmática obra que pretendía representar una realidad más allá de lo visible y que aún hoy impresiona por sus formas, su coherencia y por un rico simbolismo existencialista. La obra de Hilma af Klint seduce por su cromatismo vital, por el equilibrio en sus composiciones, a menudo geométricas, y por el formato monumental de una parte de sus pinturas.

Hilma af Klint. Grupo IV, nº 3. Los diez mayores, Juventud, 1907.

Comentarios