Virginia Apgar

"Las mujeres están liberadas desde el momento en que salen del útero". Virginia Apgar.
La doctora Apgar fue una de las primeras mujeres a las que se les permitió asistir a la Facultad de Medicina de la Universidad de Columbia en los años treinta y la primera mujer que llegó a ser directora del departamento de Anestesiología en dicha universidad. Su trabajo en teratología durante la grave epidemia de rubeola de 1964-65 la llevó a defender la vacunación universal contra esta enfermedad. Aunque suele ser leve y molesta, en personas sanas, cuando las mujeres embarazadas contraen rubéola (también conocida como sarampión alemán), la tasa de la deformidad y discapacidad de sus hijos se dispara. Incluso puede causar aborto involuntario.
Virginia Apgar también promovió la prueba universal de Rh entre las mujeres embarazadas. Esta prueba muestra si una mujer tiene en su sangre un factor Rh diferente al de su feto, si esto ocurre, puede desarrollar anticuerpos que lleguen a atravesar la placenta, destruyendo los glóbulos fetales. Esta circunstancia puede causar hidropesía fetal y altos niveles de mortalidad neonatal, pero puede prevenirse mediante la administración de inyecciones de IgG anti-RhD a la madre durante el embarazo, así ella no desarrollará una sensibilidad (y posteriores anticuerpos) al tipo de sangre de su bebé.
La doctora Apgar salvó las vidas de incontables bebés al racionalizar muchas consideraciones médicas de la unidad de cuidados neonatales, resultando el tratamiento más eficaz. Estudió y promovió la prevención de nacimientos prematuros y las causas de deformidad fetal. Trabajó para la Fundación March of Dimes e instruyó a miles de estudiantes. En 1952 presentó la primera prueba para evaluar la salud de los recién nacidos, que pasaría a denominarse con su nombre. Su influencia en los campos de Obstetricia y Neonatología es importantísima.

Comentarios