En qué consiste


Que los hombres y las mujeres somos diferentes es algo más que una evidencia y va más lejos de lo que justifica la influencia cultural y educativa.
Nuestra sociedad avanza intentando negar las diferencias, pero tal vez sería mejor enfatizarlas dentro de un sistema igualitario en cuanto a oportunidades y mutua comprensión emocional y complementaria.
Sin entrar en los datos sobre las diferentes formas de funcionamiento cerebral y buscando los orígenes de lo masculino y lo femenino, la diferenciación de sexos es un recurso biológico ventajoso para la supervivencia de la especie y de todos los organismos pluricelulares. Pero convertirse en hombre o en mujer es un proceso complicado, que nos distingue del resto de animales, porque ellos disponen de la certeza del instinto y nosotros de elecciones y decisiones mucho más complejas.

Comentarios