El ojo por ojo no es la solución



Soy contraria a la violencia y, aunque determinados hechos provoquen un deseo innato de revancha, el ojo por ojo no me parece la mejor opción.

Comentarios