Mujeres construyendo ciudad

Mercedes de Miguel
La Casa de la Mujer de Zaragoza convocó ayer, 18 de junio, una jornada bajo el lema Mujeres construyendo ciudad. La filósofa y escritora Ana de Miguel ofreció una apasionante conferencia en la que hizo un balance de los resultados obtenidos por el feminismo en los últimos 200 años, para concluir que los problemas de las mujeres siguen siendo los mismos. También trató del feminismo en sí. ¿Qué es el feminismo? Hay que saber definirlo para saber llevarlo a la práctica, porque el feminismo transforma a las mujeres por dentro y las convierte en personas con un concepto específico sobre qué es ser mujer. Los años de lucha no han servido para erradicar de la sociedad los valores más rancios sobre los roles masculino y femenino. Vuelve un desencuentro atroz entre hombres y mujeres que produce una brecha brutal y nos retrotrae a otros tiempos. Los adolescentes se sienten iguales, pero reciben mensajes muy distintos dependiendo de su sexo. Algo está pasando. Los hombres se imponen de nuevo. No existe correlación entre la base social de mujeres y las que ocupan la élite. Y las mujeres debemos estar en los lugares donde se toman decisiones.
Ana de Miguel cerró su intervención manifestando que el feminismo tiene un rumbo muy claro: es un proyecto solidario para la humanidad que visibiliza problemas reales. Solo la mitad de la sociedad vive y decide sustentándose en la otra mitad. Debemos estudiar la historia de las mujeres, cómo nos hemos unido, para avanzar juntas.
La sesión continuó con las exposiciones que hicieron las representantes de algunas asociaciones y movimientos de mujeres, que explicaron los proyectos que llevan a cabo y las acciones que tienen previsto realizar para mejorar la situación actual de las mujeres en Zaragoza.
Luego se formaron tres grupos de trabajo. 1- Construir y trabajar juntas: Formas y canales de coordinación. 2- Mensajes y liderazgos por la igualdad. 3- Papel de lo institucional y de las organizaciones de mujeres. Las conclusiones se expusieron para finalizar la sesión y el acto terminó con un vino y una tertulia informal entre las asistentes.
Representantes de asociaciones feministas
 

Comentarios