WILPF

La Women’s International League for Peace and Freedom, WILPF, (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad) cumple 100 años. Fundada en 1915, es una de las organizaciones por la paz más veterana del mundo, y se ha mantenido activa durante todo este tiempo. Se opuso a la Primera Guerra Mundial y ha seguido oponiéndose a las guerras y a sus causas, promoviendo la paz, el desarme, la justicia social, la igualdad racial y el empoderamiento de las mujeres. WILPF tiene sedes internacionales en Ginebra y Nueva York, así como secciones en una treintena de países. Posee estatus consultivo en Naciones Unidas y hace seguimiento de los trabajos que realiza este organismo en sus sedes de París, Nueva York y Ginebra. WILPF cuenta con miles de miembros en todo el mundo, algunos de ellos ilustres, como las Premio Nobel de la Paz: Jane Addams, Emily Greene Balch y Alva Myrdal, también Martin Luther King Jr. Y Linus Pauling (Nobel de Química).
 
La Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad nació en un Congreso Internacional de Mujeres que se celebró en La Haya del 28 al 30 de abril de 1915, nueve meses antes de que estallara la Primera Guerra Mundial. Este congreso fue convocado por mujeres sufragistas que se habían organizado para conseguir el voto y trabajaban por esta causa en la Alianza Internacional por el Sufragio de la Mujer, con sede en Londres. La guerra concluyó dejando unos datos de muerte escalofriantes: diez millones de muertos y veinte millones de heridos fue el dramático saldo de la contienda. En este contexto y de este movimiento feminista, surgió WILPF.
En 2011, WILPF empieza a operar en España. Las mujeres de la Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ) se unen a esta organización, que no deja de crecer y de involucrarse en nuevos proyectos.
Desde unos duros comienzos hasta hoy, mujeres de distintos países, tendencias, edades, trayectorias y organizaciones aúnan sus esfuerzos para construir un mundo en paz, donde el desarme, los derechos humanos y la justicia económica y social sean prioritarios.

Comentarios