Frida Kahlo

Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar, Frida Kahlo.
 
 
Frida Kahlo era hija de un matrimonio formado por un judío húngaro y una madre de ascendencia indígena mexicana. Sobrevivió a la polio, pero cuando tenía 18 años fue atropellada por un tranvía, y las graves consecuencias que le produjo el accidente marcaron su vida. Tuvo que pasar un año en cama, recuperándose de las lesiones sufridas en su columna vertebral, pelvis, hombros, costillas y pie.  Sufrió más de 30 operaciones a lo largo de su vida y durante su convalecencia comenzó a pintar: autorretratos y naturalezas muertas, preferentemente. Obras llenas de colorido y con una clara influencia del arte y el folclore mexicano.
A los 22 años, Frida se casó con el muralista mexicano Diego Rivera, 20 años mayor que ella. Esta relación tormentosa y apasionada sobrevivió a infidelidades, a la presión de sus carreras, el divorcio, una segunda boda, los asuntos lésbicos de Frida, su mala salud y su incapacidad para tener hijos. Frida confesó: Sufrí dos graves accidentes en mi vida….Uno en el cual un tranvía me arrolló y el segundo fue Diego. El accidente de tranvía la dejó inválida físicamente y Rivera la invalidó emocionalmente.
Durante su vida, Frida creó unas 200 pinturas, dibujos y esbozos relacionados con las experiencias de su vida, el dolor físico y emocional y su turbulenta relación con Diego. También se hizo 55 de autorretratos. Cuando le preguntaban por qué pintaba tantos autorretratos, Frida contestaba: Porque estoy sola tan a menudo, porque soy la persona que conozco mejor.
En 1953, cuando Frida expuso en solitario por primera vez en México (la única que lo hizo en vida en su país natal), un crítico local escribió: Es imposible el separar la vida y el trabajo de esta persona extraordinaria. Sus cuadros son su biografía.
Esta observación sirve para explicar por qué su trabajo es diferente del de sus contemporáneos. Cuando se inauguró su exposición, la salud de Frida era tan mala que su médico le dijo que no se levantara de la cama. Frida insistió en asistir a la inauguración y así lo hizo. Ella llegó en una ambulancia y su cama en la parte trasera de un camión. La colocaron en su cama y cuatro hombres la cargaron y llevaron hacia el público que esperaba.
Tanto Frida como Diego eran muy activos en el Partido Comunista en México. A principios de julio de 1954, Frida hizo su última aparición pública participando en una manifestación comunista. Poco después, el 13 de julio de 1954, a la edad de 47 años, Frida murió.
Una vez, cuando le preguntaron sus disposiciones funerarias, Frida contestó: Quemad mi cuerpo. No quiero ser enterrada. He pasado mucho tiempo acostada. Simplemente quemadlo.

Comentarios