Martha Bernays

Martha Bernays fue esposa, «madre» y ama de llaves de Sigmund Freud durante 53 años. La pareja contrajo matrimonio tras un largo noviazgo jalonado de rupturas y reconciliaciones como consecuencia, en especial, de los celos que él sentía hacia quienquiera que pudiese ser objeto del afecto de Martha (incluida su madre). Una vez casada con el padre del psicoanálisis no se permitió ni leer. Obsesionada por la limpieza llevaba siempre en la mano una jarra con agua caliente para limpiar las manchas del mantel. Regaba las plantas siempre a la misma hora. Le ponía la pasta de dientes en el cepillo a su marido. Después de su sexto embarazo consecutivo, y emocionalmente exhausta, la pareja suprimió las relaciones sexuales.

Comentarios