Lo que cuesta ser mujer

Hace unos meses, una australiana de 20 años robó una caja de tampones en una estación de servició de la ciudad de Perth. Se le ha impuesto una multa de 500 dólares.
Amy Rust, fundadora de Essentials 4 Women, una organización que ofrece productos sanitarios a mujeres sin hogar y víctimas de violencia doméstica, se quedó asombrada cuando el juez fijó una cantidad 74 veces superior al coste del producto robado (6,75 dólares). Rust decidió ayudar a la joven promoviendo una campaña de crowfunding que ha conseguido recaudar más de 3 000 dólares para pagar la multa. Rust ha pedido a la policía que procure encontrar a la chica y hacerle entrega del dinero recaudado.

Comentarios