No las olvidemos

Nadie lo admite públicamente, pero las cifras están ahí: en España, 2 de cada 10 hombres reconocieron haber pagado por servicios de prostitución durante el año pasado, según el informe Apoyando a las víctimas de trata con fines de explotación sexual de la Universidad de Comillas, encargado por la delegación del Gobierno para Violencia de Género. Un 10 % de estos hombres detectó trata de menores. Los autores del estudio remarcan: «que un 20% de los encuestados se atreva a reconocer algo que está siempre tan oculto, indica que deben ser muchos más quienes han pagado por servicios sexuales en España».

Carmen Meneses, coordinadora del estudio, destaca el papel fundamental que tienen los clientes a la hora de alertar sobre los casos de trata a la policía o a entidades sociales. Aunque, la mayoría «no concibe que las mujeres a las que contrata los servicios sexuales puedan estar coaccionadas, no habiendo detectado esta situación».

La trata de menores, aunque es minoritaria, existe porque hay demanda de mujeres muy jóvenes y su detección es complicada porque suelen ejercer la prostitución en pisos, donde la actividad es más difícil que sea descubierta por la policía. Muchos de los fiscales entrevistados para este informe consideran que el delito de trata «debería equipararse en cuanto a recursos y tratamiento a los delitos de violencia de género».

Jorge Uroz, uno de los autores del informe, asegura que la prostitución mueve más dinero que el tráfico de armas y de drogas juntos. Como ejemplo cita el testimonio del responsable de un club que, en plena crisis económica, obtenía 15 000 euros de beneficio al día.

Prostitución, trata, explotación… Nos alarman las mujeres asesinadas, pero hay miles que, a diario, sufren violencia de género, maltrato psicológico, físico, sexual y de todo tipo. No nos olvidemos de ellas.

Comentarios