Un cepo para torturar a mujeres

Los métodos de tortura que aplica el Estado Islámico son cada vez más retorcidos y atroces. Para obligar a las mujeres a cumplir sus leyes, los terroristas emplean un nuevo aparato de tortura denominado «el mordedor» o «clipper», una especie de mandíbula de metal con dientes que cercenan la carne. Con este artilugio arrancan trozos de carne a las mujeres cuya ropa no llega a cubrir todo su cuerpo y deja al descubierto parte de su piel. 

Según publica el diario The Independent hay testimonios de mujeres que narran el dolor insufrible que provoca este aparato.


La ley impuesta por el Estado Islámico obliga a las mujeres a ir totalmente cubiertas con ropas holgadas, calcetines y guantes, y siempre acompañadas por un pariente masculino si salen de casa. 

Comentarios