Embarazo y alcohol

Las embarazadas ya pueden consumir alcohol en los bares y restaurantes de Nueva York. Según las nuevas normas publicadas la semana pasada en el marco de la ley de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York, la "discriminación por embarazo" constituye un caso de "discriminación basada en el género", y negarse a servir bebidas alcohólicas o pescado crudo a una gestante representa una violación a sus derechos, según esta normativa.

Sin embargo, en 18 estados estadounidenses, consumir sustancias como el alcohol durante el embarazo se considera legalmente maltrato infantil.

Comentarios