Espantoso

Espantoso se queda corto para definir este caso de violencia de género ocurrido en México. El chico y asesino tiene 13 años, y ella, pobre criatura, tenía 11 cuando fue asesinada. El pasado 21 de abril, Javier Olaguer fue detenido y acusado de haber matado a Diana Lizeth.
  
La revista Sin Embargo narra los hechos en un extenso artículo. El Diablo, apodo más que acertado para este personaje, parecía un chico normal, enamorado de su novia y feliz. Cuando Blanca Estrada, madre de Diana, volvió del trabajo, como cada día, se encontró a su hija en el suelo, ensangrentada después de haber recibido 30 puñaladas, la mayoría de ellas en el cuello. La madre empezó a gritar y los vecinos avisaron a la policía, que se apresuró a detener a El Diablo. La familia de Diana había conocido su relación unos días antes, cuando la chica comentó su noviazgo en Facebook.

La Ley ha favorecido al asesino, que quedó en libertad. Ha sido su propia madre quien convenció a las autoridades para que Javier ingrese en un centro de salud mental, lugar en el que se encuentra desde el suceso.

La madre de Diana manifestó sentirse decepcionada porque el asesino de su hija irá a la cárcel: Espero justicia y si no sucede pues está la justicia divina, ha dicho.

Comentarios