Publicidad sexual

En una de las entradas a la población de Siero se ha instalado un cartel publicitario en el que un prostíbulo ofrece una oferta peculiar. En la valla publicitaria se muestra una suma: menú más una mujer igual a satisfacción.

Una concejala ha declarado su malestar como habitante de la ciudad y como mujer, y pide de manera oficial la retirada del cartel que da la bienvenida a la localidad asturiana.

Existe un código nacional que determina parámetros que la publicidad no debe rebasar, pero a la hora de materializarse cada municipio determina estos límites.

Comentarios