Víctima

Es difícil opinar sobre un asunto tan delicado como la violación.

En Holanda, una mujer que había sido víctima de abusos sexuales desde los 5 hasta los 15 años, pidió la eutanasia para no tener que seguir afrontando el trauma físico y emocional que le generó esta experiencia. Las secuelas que padecía la joven eran tan graves que declaró ser incapaz de soportarlas. Su psiquiatra dijo que «no había ninguna posibilidad o esperanza para ella».  El portal Metro UK menciona que la mujer había desarrollado una anorexia grave, depresión crónica, alucinaciones y muchas compulsiones, problemas que hacían que la vida para ella fuera demasiado dura.

Al difundirse la noticia, muchas personas comentaron la decisión de esta mujer y se abrió un debate sobre el suicidio asistido que permitieron los médicos y la legislación holandesa.

Es triste que una sociedad avanzada solo pueda ofrecer la salida del suicidio para superar el trauma de una violación. Pero entiendo que una mujer prefiera morir a estar muerta.

Comentarios