13 de enero de 2017

En Rusia se podrá pegar a una mujer una vez al año sin que sea delito

Los grupos conservadores de Rusia han propuesto que las agresiones dentro de las familias se excluyan del código penal, eliminando el derecho de las víctimas a presentar cargos. El Parlamento ruso intenta descriminalizar la violencia domestica para mantener la «tradición de la autoridad parental». Con la nueva ley, un hombre que agreda a su mujer será sancionado con una multa de 500 euros, 120 horas de trabajo social o un arresto de hasta 15 días. Los maltratadores únicamente irán a prisión si golpean a la mujer más de una vez al año.

Esta iniciativa la ha presentado una mujer, diputada ultraconservadora y presidenta de la Comisión de Asuntos de la Familia y la Mujer de la cámara: Elena Mizulina. Mizulina no quiere que haya «personas encarceladas durante dos años y etiquetadas como criminales simplemente por dar una torta». Mizulina basa sus argumentos en que «en la cultura familiar rusa las relaciones padre-hijo se construyen en torno al poder de la autoridad del padre. Las leyes deben apoyar esa tradición familiar».

La Iglesia ortodoxa rusa está a favor de la reforma legal, opina que es disculpable el castigo corporal si es «razonable y se hace con amor» porque «es un derecho esencial dado por Dios a los padres».

Según las estadísticas del Gobierno, 36.000 mujeres son agredidas por sus parejas cada año y 26.000 niños lo son por sus padres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión inteligente, relacionada con el tema de cada post y expresada con educación, será bien recibida. El resto, incluida la publicidad, se suprimirá.