No es violencia de género, es maldad

Antonio Salas, magistrado de la sala Civil del Tribunal Supremo, achaca la violencia de género a «la dificultad de convivencia, la maldad de muchos seres humanos y la diferencia de fuerza física». 

Comentarios