Palazzo

Coco Chanel reivindicó el uso del pantalón por parte de las mujeres y gracias a ella esta prenda ha logrado hoy una enorme difusión, tanta que forma parte del fondo de armario de cualquier mujer.

El pantalón se ha ido adaptando al cuerpo femenino y tiene personalidad propia, como los palazzo. Unos pantalones con marcada cintura y una ligera caída que los convierte en paradigma de elegancia y que sirvieron para burlar la prohibición de algunos establecimientos que vetaban la entrada a las mujeres que no vistieran lo que se consideraba en los años 60 un atuendo femenino. 

Comentarios