Despedida por menstruar

La modelo Rachel Rickert acusa al fabricante de automóviles Hyundai de haberla despedido por ir a trabajar mientras estaba menstruando. Rickert explicó en el New York Post que el pasado mes de abril estuvo trabajando en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, en el estand de la marca coreana. Allí vivió una situación que todas las mujeres conocen. En su segundo día de trabajo estuvo más de tres horas seguidas saludando a los asistentes, no pudo ir al aseo y su uniforme se manchó con sangre menstrual, ya que no tuvo ocasión de cambiarse a tiempo.

Rachel informó de lo ocurrido y como respuesta le recomendaron que se fuera a casa. Dos días después, su agente la llamó para comunicarle que la marca había decidido despedirla y que el motivo era que estaba menstruando.
Rachel Rickert se queja de ser tratada como si no fuera persona y advierte que no tolerará ningún tipo de discriminación. La marca declaró mediante un comunicado que realizará una investigación para aclarar el hecho.

Comentarios