Algo hacemos muy mal

Durante los primeros seis meses del año la violencia machista nos deja una cifra aterradora: 31 mujeres asesinadas, la cifra más alta desde 2010 y un 47,6 % superior a la de 2016, y seis menores de edad muertos, un número que sextuplica al del año pasado. Las denuncias por violencia de género aumentan un 10,6 %, el dato más alto de la última década.

¿Cómo puede ocurrir esto? ¿Qué clase de sociedad es la nuestra que no se inmuta ante el goteo constante de mujeres asesinadas? Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, «anima a la mujer para que no sea tímida, para que dé rienda suelta, para que lo que pasa no lo aguante ni siquiera un día, y que si un día le faltan al respeto, ese mismo día lo diga». Pero la falta de planes integrales contra la violencia de género provoca que las víctimas no denuncien. ¿Para cuándo un pacto de Estado contra la violencia machista?

Comentarios