La maté porque la ley lo permitía

El 21 de marzo de 1962 se redactó el decreto que eliminaba del Código Penal español la facultad que se concedía a maridos y padres para matar a sus esposas o hijas y a los hombres que yacían con ellas si las sorprendían cometiendo adulterio. El doble crimen se castigaba con unos meses de destierro.


Comentarios