Efecto pintalabios


El Ruby Woo de MAC es el pintalabios más vendido del planeta. Salió al mercado en 1999 y desde entonces se ha convertido en un labial de culto, dicen que cada minuto se venden en el planeta 4 unidades.


Durante la Segunda Guerra Mundial, en Reino Unido existía la prohibición de producir cosméticos, pero Winston Churchill hizo una excepción con las barras de labios porque entendió que subía la moral de la población. En Estados Unidos, como respuesta a los ataques de Pearl Harbor, se animó a las mujeres americanas a ponerse un «brillante y llamativo destello de color en sus labios», así se cuenta en el libro Making War, Making Women. También se recomendó usar con preferencia matices intensos de rojo.

El color rojo en los labios es símbolo de sensualidad, feminidad y tiene un efecto positivo sobre la autoestima. No solo mejora el aspecto al instante, sino que pintarse los labios de rojo infunde seguridad y confianza.

El tono rojo es el más vendido del mundo, el más demandado durante las crisis económicas y un icono de seducción a lo largo de la historia. Consigue que nos veamos más jóvenes, esta fue la conclusión de un estudio del Gettisburg College, en Pennsylvania. Al envejecer, nuestros labios empalidecen, así que unos labios rojos dan la impresión de juventud. Una investigación de Harvard y Procter & Gamble, basada en la opinión de 100 personas a las que se mostró fotos de mujeres con maquillaje y sin él, concluyó que las mujeres con un maquillaje atrevido eran percibidas como más competentes.

Las mujeres nos maquillamos para vernos y sentirnos mejor. Se ha demostrado que utilizar maquillaje aumenta la autoconfianza, es el efecto pintalabios que, según ha probado la psicología de la apariencia, puede incluso mejorar la percepción de los demás, haciendo parecer a la mujer más  agradable, confiable y atractiva.

Los labios rojos ya se utilizaban en la cultura egipcia, aunque ahora, teniendo que usar mascarilla, el pintalabios está en retroceso y cede importancia a los ojos. Puede que esta crisis del coronavirus sea la primera en las que las barras de labios no vivan su mejor momento.

Comentarios