Encuentro sobre escritura conventual: apuntes




Estos son parte de mis apuntes tomados en el encuentro virtual organizado por la Editorial Iberoamericana Vervuert sobre escritura conventual femenina.

Ponentes y resumen de sus intervenciones:

Amelina Correa, de la Universidad de Granada, autora de ¿Qué mandáis hacer de mí?: una historia desvelada de relecturas teresianas en el contexto cultural de entresiglos. La obra se centra en la controvertida figura de Teresa de Jesús, en sus contrastes y en las diferentes valoraciones de las que su figura ha sido objeto a lo largo de los siglos. Pasó de ser modelo y guía de mujer a convertirse en una perturbada mental, neurótica e histérica. Entre la conmemoración del tercer centenario de su muerte (1882) y su canonización (1922), se hicieron todo tipo de acercamientos a la figura de Teresa de Ávila, algunos de lo más heterodoxos, pues se ponía el foco en la erótica del cuerpo y no en la mística o en el alma. En las relecturas de la santa, su mensaje se analiza bajo el foco de un nuevo credo de gran auge en la época: el espiritismo, y otras tendencias disidentes como el librepensamiento o el feminismo.
Amalia Domingo Soler, escritora y espiritista, escribe el libro: Te perdono. Memorias de un espíritu, en el que se recogen las alocuciones de un espíritu llamado Iris que habla a través del médium Eudaldo Pagés y Amalia Domingo. José Blanco Coris, destacado pintor, conoce la obra de Amalia Domingo Soler y queda tan impresionado por la historia que narra que da un paso más y escribe sus propias impresiones en: Santa Teresa, médium. Donde se desvela la auténtica identidad de Iris y las experiencias sobrenaturales que se describen y analizan se atribuyen a la santa. El libro de Blanco Coris propicia que el padre carmelita descalzo Eusebio del Niño Jesús aborde el tema en Sta. Teresa y el espiritismo, una obra de desagravio en la que desmonta los argumentos de que la santa era médium.
La actriz más famosa del momento, Sarah Bernhardt, protagoniza La Vierge d'Avila: Sainte Thérèse, una recreación teatral de la vida de Teresa de Jesús que se estrenó en París en 1906 y que en España, y especialmente en Ávila, se tomó como una afrenta, al considerarse que el film atacaba y desprestigiaba a la santa.

Julia Lewandowska, de la Universidad de Varsovia, autora de  Escritoras monjas autoridad y autoría en la escritura conventual femenina de los Siglos de Oro. En su libro analiza una parte prohibida y olvidada de la cultura, su influencia en el pensamiento de la época y en la historia de la Iglesia y del cristianismo para describir el amplio panorama que ofrece la creación de diecisiete escritoras religiosas, monjas y beatas, de los siglos XVI y XVII, que hasta ahora eran desconocidas o poco estudiadas. Añade bibliografía y material sobre la espiritualidad de las mujeres de la Alta Edad Moderna y aborda las tradiciones literarias femeninas, la influencia y repercusión que tuvo su pensamiento en la época. Eran mujeres que con su discurso irrumpían en la política con una voz de autoridad, mujeres influyentes que estrechaban nexos entre el ambiente cultural, conventual y literario.

Rebeca Sanmartín, de la Universidad Complutense de Madrid, autora de El Libro de la oración de María de Santo Domingo: estudio y edición. Este trabajo estudia el libro más antiguo de mística femenina en castellano: Libro de la oración, de María de Santo Domingo, beata de Piedrahita, monja terciaria dominica que vivió en la Ávila y tuvo gran relevancia en el primer cuarto del siglo XVI. Rebeca Sanmartín dibuja el contexto de la obra, las distintas interpretaciones de la vida de la autora, que fue sometida a cuatro procesos, pues manifestaba haber contraído matrimonio espiritual con Cristo y estar poseída por Dios. Sufría trances en los que mantenía peleas con el demonio. Se quedaba con hombres en su celda y pasaba la noche con ellos porque la protegían del diablo. La beata escandalizaba a sus contemporáneos y se la acusó de propagar fraudes y de egolatría. Sus éxtasis fueron tomados por conductas lascivas y llegó a sospecharse que era el diablo quien la inspiraba. María de Santo Domingo emuló a Catalina de Siena y varios rasgos de su devoción se trasladaron a España, abogando por una reforma religiosa que acentuase el rigor de la regla.

La charla ha sido moderada por la IP de Bieses, María Martos.



Comentarios