Tarjetero de baile



Desde el siglo XIX hasta mediados del XX, los bailes formales se planeaban cuidadosamente, organizando qué parejas de baile se requieran para cada pieza musical. Para realizar un seguimiento del horario y de las respectivas parejas de baile que acompañarían en cada composición, las mujeres confiaban en las tarjetas de baile. Antoinette Krasnik diseñó este portatarjetas de baile, que incluye un brillante disco azul iridiscente de cristal «Papillon», para un baile de disfraces celebrado en la Escuela de Artes Aplicadas de Viena en 1902.

Comentarios