Ni una más


Que cese la espera de la eternidad cansada de esperarnos, que el silencio se vuelva transparente para que el verdadero sonido filtre por fin su alma. Que “el círculo perfecto” se vuelva luz encendida en alguien que abre una puerta. Que el golpe de mar quede en la memoria, penetrante. Fragmento de Liego Petitorio, de Susana Chávez Castillo. 



«Ni En More» (Ni una más)  combina las palabras que componen esta frase en español, noruego e inglés. Es un homenaje a Susana Chávez Castillo, poeta mexicana y activista que denunció los asesinatos sistemáticos de mujeres en Ciudad Juárez. En 1995 inició las protestas con su discurso: «Ni una menos, ni una muerta más», una frase que se ha convertido en el símbolo de la lucha latinoamericana en contra del femicidio. Chávez fue víctima de la violencia que denunciaba y murió asesinada en 2011.

Siguiendo su estela, las juarenses Jane Terrazas y Verónica Corchado, también activistas de derechos humanos, y la artista noruega Lise Bjørne Linnert, han materializado un proyecto que aúna activismo, arte y moda, como forma de empoderar a mujeres que se hallan en situación de extrema vulnerabilidad. Quieren ser un factor de desarrollo y cambio que favorezca la independencia económica de las mujeres mediante un salario justo y un ambiente laboral seguro y las ayude a escapar de la violencia y de las situaciones de abuso que soportan.


En 2017, en Juárez, un grupo de mujeres se puso a coser con una máquina prestada. Se reunían en una pequeña habitación donde confeccionaban prendas con telas teñidas en el patio por las vecinas. En la actualidad ya son ocho mujeres y un hombre quienes participan en el proyecto. Las prendas que fabrican se tiñen de manera artesanal con plantas y flores de la zona y los estampados son únicos. En el proceso pueden invertirse hasta 60 horas de trabajo, pero el resultado es una pieza original, ecológica y sostenible.

La firma vende su ropa en México, Nueva YorkTexas y en su web: Ni en more



Comentarios