Poco inteligente



Los nuevos partidos pretenden impresionar a la opinión pública para hacerse un hueco entre las otras opciones políticas. Es el caso de Vox, que ha tenido la ocurrencia de plantear la derogación de las leyes que protegen a las mujeres de la violencia; no lo han explicitado, aunque se supone que aluden a las normas del parlamento andaluz. Es absurdo exponer semejante idea porque, aun en el caso improbable de que lo consiguieran, la Ley nacional continuaría vigente en Andalucía. Es poco inteligente plantear la cuestión como requisito sine qua non para apoyar al hipotético gobierno que formarían el PP y Ciudadanos porque resulta inviable.

Una cosa es llamar la atención, intentar presionar en una negociaciones, y otra colar una exigencia que dejaría en ridículo a quien la plantea. Porque la realidad es terca, y las cifras de mujeres asesinadas: 976 desde 2003, son harto elocuentes. Nadie en su sano juicio exigiría que no se combata esta forma de criminalidad.


Comentarios