Soy feliz porque me cuido


Ayer estuve en el Santuario de la Virgen de Lagunas de Cariñena, que cuenta con un precioso retablo barroco, recientemente restaurado.

Mujeres de Cariñena, Alfamén, Longares, Muel y otras localidades de los contornos asistieron al taller: «Soy feliz porque me cuido», en el que intervine como ponente. La charla fue un recordatorio del deber que tenemos las mujeres de implicarnos en el autocuidado físico, mental y emocional. Porque nos pasamos la vida pendientes de los demás, cuidando a otros, y a menudo nos descuidamos, nos olvidamos de nosotras.

Tras el taller hubo una merienda en la gran plaza interior del recinto con los mejores dulces de la zona y la compañía atenta y siempre amable de las mujeres, y algún hombre, asistentes al acto.




Comentarios