La Goulue

 

Foto: La Goulue, 1890


Louise Weber (1866 - 1929), alias La Goulue (la glotona), pues acostumbraba a beberse los restos de los vasos de los clientes, bailaba el chalut, precursor del cancán, en el Moulin Rouge de París. Allí llegó a ser una gran estrella con su actitud provocadora, los movimientos de su falda y una flexibilidad que encandilaba al público masculino en sus números eróticos. Toulouse-Lautrec y Renoir la inmortalizaron en sus cuadros y carteles.

De lavandera a Reina de Montmartre, famosa y rica, llegó a cobrar 800 francos al mes, decidió alejarse del Moulin Rouge para montar su propio espectáculo, pero malgastó su fortuna en inversiones poco acertadas y terminó arruinada y sumida en la depresión. Antes se dedicó a oficios variopintos, vendió flores en el Casino de París, fue luchadora en la feria de Neuilly, domadora de fieras en un circo y el último hombre con el que convivió la exhibía como atracción en una barraca de feria. Alcoholizada, terminó sus días siendo criada en un burdel.

Comentarios