Fantasma obstétrico

 


Este modelo anatómico de abdomen y feto femenino y otros similares, se denominan fantasmas obstétricos en los catálogos de instrumentos médicos, y se utilizan para enseñar a los estudiantes de medicina y enfermería los mecanismos del trabajo de parto. 

Los maniquíes obstétricos de este tipo, a diferencia de los fabricados con yeso rígido o plástico, son más flexibles y se parecen en el tacto a un cuerpo humano real. Así el profesor puede mostrar de forma práctica partos de todo tipo, como cuando la criatura se presenta con los pies o el hombro primero, en lugar de la cabeza. Esto significa que el estudiante médico o la partera pueden practicar el parto de bebés en condiciones normales y en circunstancias en las que se necesitan fórceps obstétricos. Los propios obstetras a veces usan un fantasma para ensayar maniobras antes de asistir un parto complicado.



El fantasma de cuero que exhibe el Museo Powerhouse es un ejemplo particularmente interesante, su detalle incluye un interior de cuero rojo con la columna vertebral de la madre en relieve, costuras alrededor de la vulva que parecen representar los labios y rasgos faciales y craneales en el feto. Está en buenas condiciones, aunque la punta de la nariz de la criatura aparece bastante gastada, como resultado de repetidos partos. El modelo fue comprado en una subasta en Londres en 2001 y se estima que data de finales del siglo XIX.


Fuente: Museo de Artes y Ciencias Aplicadas de Australia




Comentarios