Posos de antaño

 


En treinta días, 10 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas. Si sumamos a la madre de las niñas de Tenerife, muerta en vida, son 11.

Desde 2013, 41 menores han sido asesinados por violencia de género.

El poso de la Sección Femenina, de la educación recibida durante el franquismo, durante esos años en los que las mujeres no fuimos nada, menos que nada: esposa silente y resignada con lo que Dios mandaba, sierva con la pata quebrada, cero a la izquierda... sigue activo en muchas mentes.

Por eso todavía existen hombres que no aceptan ni toleran la libertad de la mujer, su igualdad, sus derechos.  Todavía hay hombres que desean que se mantenga la desigualdad y la subordinación de las mujeres. Todavía hay personas obtusas, que niegan que se produzca violencia de género.

Casi un 75 % de la violencia que se produce dentro de la pareja no se denuncia y queda sin manifestarse cerca del 90 % de la violencia sexual. Contra este silencio debemos luchar. Porque para salir de una situación de violencia de género lo primero es saberse víctima, luego hay que pedir ayuda y emprender el camino de la recuperación.


Comentarios