NO es el oficio más antiguo

 


Participación en una de las jornadas promovidas por el Ayuntamiento de San Mateo de Gállego en torno a los actos conmemorativos del 25 de noviembre, Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer.

Mi charla llevaba por título «NO es el oficio más antiguo». Porque no, la prostitución no es el oficio más antiguo. La prostitución es una de las formas más antiguas que se conocen de esclavitud y de violencia hacia las mujeres. Y está condicionada por diversos factores: situaciones de miseria, marginación, haber sufrido abusos previos… Y es que no hay libre elección. La mayoría de las mujeres no entraron en la prostitución a través de una decisión racional. No se sentaron un día y decidieron que querían ser prostitutas. Mejor dicho, es preferible llamar a esas elecciones «estrategias de supervivencia». Más que consentir, una mujer prostituta accede a la única opción que está a su alcance.

Ha sido un placer participar en este acto, en el que también se han entregado los premios correspondientes al concurso de microrrelatos sobre violencia de género.



Comentarios