Aplicaciones menstruales


Todas las mujeres controlamos nuestra menstruación. Un calendario menstrual permite calcular con cierta precisión los días de mayor fertilidad, la actividad ovárica, la fecha de ovulación o los síntomas del síndrome premenstrual. Llevar este control del período no es nada nuevo, pero ahora las nuevas tecnologías permiten hacerlo a través de una aplicación para el móvil.

Más de 100 millones de mujeres utilizan este tipo de aplicaciones en el mundo. En España las que triunfan son: WomanLog, Mi Calendario, Clue y Flo. Fuera de nuestro país Ovia o Glow son las más usadas.

Todas estas aplicaciones funcionan de forma similar. Ofrecen un calendario para anotar los días en los que comienza la menstruación y con él se calculan los ciclos. También permiten contabilizar otros datos íntimos: las relaciones sexuales que se mantienen, síntomas clínicos, estado anímico, antojos de alimentación, dolor de cabeza…

Son aplicaciones útiles para las mujeres, pero que, a la par, recopilan la información más íntima para ganar dinero. Están construyendo un modelo de negocio basado en datos confidenciales y sin cumplir el estándar de privacidad de los hospitales o centros de salud.

Aunque las aplicaciones no son iguales, muchas solicitan a las usuarias todo tipo de datos: ¿Cuándo tuvo relaciones sexuales? ¿Usó una prueba de ovulación este mes? Proponen determinados ejercicios o avisan sobre cuándo visitar al ginecólogo. De paso, te ofrecen productos.

La aplicación Glow empezó a comercializar la fertilización in vitro a sus usuarias hace un año. Ovia ofrece en EEUU una versión de pago de su aplicación a las aseguradoras y grandes empresas que deseen conocer cuántas de sus empleadas quieren concebir. Es algo que viola las leyes, pero estas compañías cuentan con la certificación de conformidad con las normas de privacidad de pacientes del país y aseguran que no venden datos a terceros.

Los datos son dinero. Saber cuándo menstrúan las mujeres, si pretenden ser madres o si están embarazadas, tiene un enorme valor en el mercado. Estas aplicaciones han recaudado unos 350 millones de dólares en los últimos años.

Flo, con más de 28 millones de usuarias en el mundo, es una de las aplicaciones preferidas. No solo indaga sobre el período, pide que las mujeres anoten sus estados de ánimo, su deseo sexual, las mediciones de su temperatura basal o si tienen espinillas. La aplicación controla los ciclos irregulares y envía una alerta con los días fértiles para concebir. Es una información útil para las mujeres y para compañías como Procter & Gamble o Bayer que cuentan con publicidad personalizada. Un cuestionario respaldado por Bayer, por ejemplo, plantea a las usuarias que su sangrado menstrual es inusualmente intenso y que, tal vez, necesiten comprar su dispositivo intrauterino para regular el sangrado.

Otras aplicaciones como Ida Tin, CEO de Clue o Flo basan su modelo de negocio en la suscripción. Las mujeres que paguen un dólar mensual pueden  obtener análisis más complejos de los datos que han introducido en la aplicación.

Cada vez que una mujer escribe la fecha de tu período permite que una compañía emplee estos datos para ganar dinero.

Comentarios