La choza de menstruar



En Nepal aún está vigente en algunas aldeas el «chhaupadi», una antigua práctica que consiste en apartar en una choza a las mujeres mientras dura su menstruación. Esta costumbre fue abolida hace más de diez años, pero se mantiene en las comunidades más tradicionales.

El pasado 8 de enero, una mujer y sus dos hijos de 12 y 9 años murieron en una de estas chozas menstruales. La mujer había encendido una fogata para combatir el frío del Himalaya, la caseta no tenía ventanas y el humo debió asfixiarlos durante la noche porque a la mañana siguiente, cuando su suegra abrió la puerta, encontró a los tres muertos.

Según la tradición hindú, las mujeres son impuras durante el periodo de menstruación y postparto y por eso se les veta la entrada en los templos, las casas y las cocinas. También se les prohíbe tocar el ganado, la comida y las plantas. Su acceso al agua está restringido y las mujeres deben asearse y lavar su ropa en un pozo aparte.

La policía patrulla en las aldeas vigilando las chozas. El Gobierno y varias organizaciones trabajan para erradicar el «chhaupadi», aunque todavía cuesta terminar con estas creencias ancestrales tan arraigadas, pues quedan zonas urbanas en las que las mujeres tienen una habitación segregada y durante la menstruación no se les permite guisar ni tocar a ninguna persona.

Comentarios