Rosa Luxemburgo


Aquellos que no se mueven, no sienten sus cadenas. Rosa de Luxemburgo.


Rosa Luxemburgo nació en Zamosc, el 5 de marzo de 1871, en aquel momento la ciudad polaca pertenecía al imperio ruso y su familia era judía. A los quince años ya militaba en partido izquierdista polaco Proletariat. Cuando se desmanteló esta organización Luxemburgo colaboró en la reconstrucción secreta de la organización.

Siendo una líder política y estando a punto de ser detenida, huyó a Suiza en 1889. Allí, en Zürich, cursó estudios de filosofía, historia, política, economía y matemáticas. Se especializó en la teoría del Estado, las crisis económicas y la historia de la Edad Media. Junto con Leo Jogiches, fundó el Partido Socialdemócrata del Reino de Polonia y se convirtió en su portavoz.

El 15 de enero de 2019 se cumplen cien años de la muerte de Rosa Luxemburgo, un personaje controvertido, y se recuerda que fue asesinada por los Freikorps, grupos paramilitares encargados de sofocar el Levantamiento Espartaquista acaecido en enero de 1919.

En sus más de veinte años de activismo político revolucionario, Rosa Luxemburgo conoció diferentes prisiones alemanas entre 1896 y finales de 1918. En su obra «Cartas de la prisión», recopila la correspondencia que escribió a amigos y compañeros. Las cartas son un testimonio de su visión política del momento y sus proyectos para el socialismo. De sus palabras se deduce un espíritu libre e independiente y se advierte el deseo de conocer y teorizar más allá de la doctrina marxista. En prisión escribió también «La revolución rusa».

Luxemburgo ha sido reivindicada por la izquierda. Su formación académica, sus dotes como oradora y dialéctica, su activismo militante y su pensamiento crítico le hicieron ganarse el respeto y los recelos de muchos de sus compañeros.

En Alemania se conmemora estos días el centenario de los asesinatos de Rosa Luxemburgo y de Karl Liebneck. En el lugar donde arrojaron sus cadáveres hay actualmente un monumento que honra su memoria.

Comentarios