Bertha von Suttner

Los defensores del pacifismo son conscientes de la influencia de los valores que defienden. Saben que todavía son pocos, pero son conscientes de que sirven a la mejor causa posible. Bertha von Suttner.

 

Bertha von Suttner fue la segunda mujer galardonada con el Premio Nobel, antes lo había sido Marie Curie, y la primera persona en recibir el Premio Nobel de la Paz. Nació en Praga en 1843 y se educó en un ambiente aristocrático, aprendiendo varios idiomas, música y diversas materias. La adicción de su madre al juego, trajo la ruina a la familia y Berta tuvo que ponerse a trabajar como institutriz en casa del barón Von Suttner. Allí se enamoró de Arthur, uno de los hijos del barón que era 7 años menor que ella. Esta relación se interrumpe cuando Bertha se traslada a París en 1876 para trabajar como secretaria privada de Alfred Nobel durante dos semanas.

De regreso a Viena, reanuda su relación afectiva con Arthur, ambos contraen matrimonio en secreto y, ante tal afrenta familiar, Arthur es desheredado. La pareja vive unos años difíciles en Georgia, en el Cáucaso, y se dedica a escribir: Arthur novelas de guerra y Bertha ensayos breves e historias que firmaba como B.Oulet, y que publicaba en varios diarios de Viena, adonde volvieron en 1885.

En 1889, Bertha publica Die Waffen nieder! (¡Abajo las armas!), una novela en la que se cuestiona el orgullo de ser soldado como virtud social, y se critica que los países entren en guerra cada cierto tiempo usando la excusa de la dignidad y el patriotismo. Bertha coloca a las mujeres en el centro del relato, ellas son las que esperan que sus maridos regresen del frente o que sus hijos no mueran en el campo de batalla. La novela se convierte en un referente del pacifismo y en 1905 Bertha von Suttner recibe el Premio Nobel de la Paz como reconocimiento a su activa labor pacifista.

Viajó mucho impartiendo conferencias y hablando y defendiendo la paz. En 1914, Bertha habló en el Congreso Internacional de la Paz en La Haya, donde fue distinguida como «generalissimo» del movimiento pacifista. Este mismo año, Bertha von Suttner moría por causas naturales, poco antes de que comenzase la I Guerra Mundial.


Comentarios