Mejor al natural

 

Jennifer López

El Ministerio Noruego de Infancia e Igualdad ha aprobado una ley que prohíbe a influencers y a firmas publicar imágenes retocadas en redes sociales, carteles, vallas publicitarias…, sin advertir se han sometido a este tratamiento mediante una etiqueta diseñada por el Gobierno. El objetivo de esta ley es promover cánones de belleza más ajustados a la realidad.

Los filtros de determinadas redes sociales como Instagram crean rostros artificiales con rasgos comunes: piel perfecta y sin arrugas, ojos de gato, labios carnosos. Se ha creado una moda, un ideal estético que también se traslada a tratamientos e intervenciones quirúrgicas para asemejarse a estas caras ideales.

Hace unos días supimos que la actriz Kate Winslet devolvió en dos ocasiones el cartel que el equipo de publicidad de HBO había diseñado para su nueva serie. Ella quería aparecer con sus patas de gallo y su barriga, tal y como es.

Photoshop puede cambiar nuestro físico en las fotos. Con las aplicaciones digitales la magia es posible, pero cada día son más las famosas que reniegan de estos falsos milagros y defienden su físico real. Poco a poco, empieza a estar bien visto mostrarse tal cual se es, porque siempre valdrá más ser un mal original, que una buena falsificación.

Comentarios